28 de octubre de 2014

Trofeo social

Vuelven los Trofeos sociales. El domingo 26 se celebró la primera regata del cuarto trofeo. Con el cambio de hora la salida estaba prevista para las dos. Con previsiones de viento del este, el comité se fue para la zona de Galea, saliendo una milla hacia afuera para evitar la ola. Hacia allí fuimos en el Emilu Marije, Lucio y yo.

A las 12:00 se izó aplazamiento, a la espera del viento del este. Arovechamos para darnos un baño. Parece increible pero la temperatura del agua era estupenda. Raro que no se animase nadie más.

Esperando al viento
Disfrutando
A la una más o menos llegó el esperado viento del noreste. El recorrido fue un barlovento-sotavento con la boya a 1,5 millas en la dirección 20º, una vuelta para la clase C, dos para las clases A y B.

La salida parecía mejor por la boya. El comité no dio el procedimiento por radio y no oimos las señales acústicas, así que la salida nos pilló un poco descolocados. Salimos por el medio, amurados a estribor, para virar enseguida. Un bordo muy largo, y otra virada para ir a la boya. Al principio el viento era flojo, pero poco a poco fue subiendo de intensidad. Parecía que pasábamos la boya sin problema, pero la ola nos izo abatir y a menos de una eslora de la boya tuvimos que volver a virar, y eso que el viento se había ido al este. Para la segunda vuelta la boya se puso en rumbo 50º. Pasamos la boya, izamos spi, trasluchamos inmediatamente y rumbo directo hasta la llegada.

Volvimos a vela mientras hubo viento, y tras arranchar el barco, Marije y yo nos fuimos a disfrutar del menú del regatista.

7 de octubre de 2014

Regata 5 boyas

El domingo a las 11:00 nos encontramos en el pantalán Lucio, Pedro (recien llegado de Santander), Juan y Pepelu (cronista).
Tiempo desapacible. Al llegar preguntamos en el pantalán al Nexus por el recorrido y nos dicen que la salida es a las 12:30. Tiempo de sobra. Comienza a llover y nos resguardamos en el interior del Emilu. Al poco salimos y comenzamos las explicaciones rutinarias para recordar a Pedro y Juan cómo aparejar y los preliminares habituales en el barco, cómo poner las baterías, radio, equipo de viento, cómo poner en funcionamiento el motor, los sables... y en esto que se oye por la radio: "Hemos adelantado la salida media hora". Nos miramos Lucio y yo, yo y Lucio y miramos el reloj: "¡las 11:45!".
Arrancamos el motor, largamos amarras y aparejando, a toda máquina, salimos hacia San Ignacio.
En la bocana alcanzamos al Otoio que plácidamente avanzaba como si el tiempo no importara, como si las manecillas del tiempo estuvieran detenidas y no fueran a moverse nunca jamás. Se oye por radio: "Cuatro minutos para la salida".
Y nos miran y veo en sus miradas que piensan que nos persigue el diablo. Así que les grito: "¡Han adelantado la salida media hora!".
Me miran como comprendiendo que sabemos que no tienen prisa y nos dicen: "¡No tenemos motor!"
Les repito que han adelantado la salida media hora y entonces, ¡oh! ¡qué les pasa! ¡lo han entendido! ¡Frenesí a bordo!: sacan toda la vela, la tripulación va de proa a popa, de babor a estribor y con el poquito viento que hay... y se oye: "Un minuto para la salida".
En el Emilu:
-¿dónde está el comité?
- No se le ve
-¿salida con spi?
-¡Sí!
-¡Hay que montar toda la maniobra!.
La radio brama: "SALIDA"
Nosotros estamos llegando a la boya y vemos al comité allí lejos, lejísimo. Tomamos la salida con bastante retraso y al poco izamos el spí. El Otoio llega poco después, a duras penas, y también iza el spí.
Toda la flota avanza lentamente, muy lentamente, por el poco viento. Tras casi hora y media de sufrimiento con unas olas de campeonato llegamos a la primera boya del recorrido, la amarilla de La Galea, y allí después de oir que se retiraban varios barcos, nosotros también pusimos motor y rumbo al club. Nos comimos los bocadillos, acabamos las cervezas y saltó algo de viento así que sacamos velas y Juan hizo prácticas de navegación a la caña. Muy bien, por cierto. Regateamos con el Haize Lore en un match race apasionante y fuimos de excursión por Santurce.
A eso de las tres oímos por radio: "Ha terminado la prueba. Son las 15:00" y poco después:
-"Haiku llegando a meta. ¡Será una broma!"
-"................................................................"
Tan solo As de Guía cruzó la línea en tiempo.

La última regata fue el Patuelas el perjudicado en la salida: se le oyó preguntar por radio:
-"¿dónde estáis todos?"
Tras un silencio se oyó a la radio, como una disculpa:
- "Es que la regata se ha adelantado media hora".