28 de febrero de 2011

Vamos de paseo

Domingo 27 de febrero. Después de desayunar y cuando me preparo a leer el periódico, suena el teléfono. Llama el patrón para ver si salimos a navegar un rato, pues en contra de lo anunciado, no está lloviendo. Así que a las 12 más o menos estamos Marije, Mabel, Lucio y yo. Aunque no llueve, amenaza lluvia y el viento es fuerte. Salimos con un rizo y desenrollamos solo medio génova. Alternan intervalos de sol y poco viento con chubascos t rachas por encima de 20 nudos. Solo se ve otra vela en el horizonte. Cuando vamos a salir del abra interior, viene una racha de 26 nudos, y la mayor se rompe por donde un matafion sujetaba el rizo. Así que sin apenas navegar, mojados, volvemos al pantalán.

Para que el día termine bien, vamos al Saltillo, donde Mabel nos invita a vemú y rabas.

26 de febrero de 2011

Trofeo de invierno

Con un poco de retraso, escribo la crónca de la regata del pasado domingo 2o de febrero, día mundial de la justicia social.

A las 9:15 de la mañana, el contramestre aterrizaba en Loiu, poniendo fin a su aventura paaguaya. Para matar el jetlag nada mejor que una regata. Así que tras dejar la maleta en casa y cambiarse de ropa, se dirigió al barco, donde se reunió con Silvia, Marije, Lucio y Txantxar.

El viento flojo del SE, pero suficiente para andar. Nos dirigimos a la zona del cajón, donde el comité prepara un barlovento sotavento. La línea de salida está en las cercanías del cajón, y la boya de barlovento es la roja más exterior de las que señalan el canal, en rumbo aproximado 140º. La señal de preparación nos pila un poco alejados, así que ponemos rumbo directo a la salida. Salimos amurados a babor, pero sin problemas de cruces, bastante bien situados. El viento es desigual en las distintas zonas del campo de regatas. Los barcos que han ido hacia Galea parecen parados, mientras que nosotros avanzamos. A medida que nos acercamos a la boya el viento va cayendo, y tenemos dudas de si llegaremos. Por fin entra un poco más de viento y tomamos la boya, pero el viento ha rolado, y lo que debería ser una empopada es en realidad un descuartelar, con poco viento.

El comité iza bandera N, y quedamos a la espera de si se organiza otra prueba. A las 14:20, a la vista de que el viento no aparece, el comité iza bandera N sobre A y nos volvemos a puerto. Izamos el spi, pero enseguida vemos que a vela no llegamos, así que motor y a comer algo.

20 de febrero de 2011

Regata Gran Premio Orza

Amanece el día lloviendo y sin viento. La tripulación de hoy está formada por Silvia, Marije, Txantxar, Lucio y Pepelu. Habíamos quedado a las 10:30, y los asiduos lectores del blog ya sabéis lo que eso significa: llegar nunca antes de las 10:30, por lo que se puede decir que cumplimos con el horario.
La salida con viento sur a las 12 que no con 12 nudos, más bien con 1.2, desde la boya de San Ignacio.
El comité con puntualidad británica y de acuerdo con el reloj de Txantxar dio la salida.
Izamos el spi y toda la flota avanzó lentamente hacia la 2ª boya amarilla. Dsepués había que poner rumbo a la boya de Ciérvana y desde allí regresar a la boya San Ignacio donde se encontraba la llegada.
La regata transcurrió lentamente. Nos cruzamos con el "Otoio", con "La Marmotiña", con el Smolet, vimos de lejos al Atu (por la piscina) etc etc. Y comenzaron los abandonos que fueron muchos: Sigmos, Ralip...

Sacar los bocadillos y saltar algo de viento fue todo uno, incluso tuvimos que dar un par de bordos, el viento había rolado al norte. Al llegar a Ciérvana, lo nunca visto: "la mejor izada de spi en el EMILU" según el patrón. volvió a caer el viento y continuamos arrastrándonos mientras algunos avisaban al comité su llegada: El Gaitero, Bunda... y el Otoio anunció que iban "lanzados" a la llegada.
A las 16h el paciente comité anunció que se había agotado el tiempo.
Regresamos al pantalán y lo dejamos todo preparado para la regata del domingo.
A las 19:30 frontón: Silvia, Marije, Lucio y Pepelu. Silvia se resiente de una lesión que todavía no ha terminado de sanar así que estuvimos peloteando y Lucio nos dió unas clases de cesta punta y pala corta.


Las botas de Silvia. Dice que son un plano de Japón.

13 de febrero de 2011

Aventura paraguaya

Desde el pasado 30 de enero, el contramaestre se encuentra en Asunción, Paraguay, guay, guay, uno de los dos países de sudamérica que no tiene mar, pero que sí tiene clubs de vela.

Asunción
Aunque trabaja mucho, el contramaestre no se lo pasa mal, porque el hotel tiene su pileta y su jardín donde prepara las clases cuando no llueve.

Este domingo, Tulio y su hijo Oberdan le han llevado de paseo al Chaco. A las 5 de la mañana le han recogido en el hotel, y han salido hacia el departamento de Boquerón, cruzando el bajo Chaco de noche, y llegando ya amanecido al alto Chaco.
Hemos visitado Fortín Toledo y Fortín Boquerón, lugares en que se desarrolló la guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay, terminada en 1932. También hemos visitado la colonia menonita de Filadelfia. Las carreteras son de tierra, y debido a la lluvia de los últimos días, he disfrutado de un rally en toda regla, con Tulio en plan Carlos Sainz. En un par de lugares hemos tenido que retroceder porque el agua impedía el paso. Necesitada la camioneta de fuel (alcoflex o gasolina 85), nos dirigimos a una gasolinera, pero resulta que no abre los domingos. Las demás de la localidad no tienen ese combustible. Nos vamos a 30 km, y tampoco lo tienen. Echamos super, que no es adecuada, y volvemos haca atrás, hasta que por fin conseguimos alcohol. Pero algo le ha pasado al motor y consume más de la cuenta, de manera que a 35 km. de Asunción nos quedamos sin combustible. ¿Pero no te avisa el chivato, le pregunto a Tulio? ¡Es que la computadota no va!

Tulio, hombre de recursos, para a un amable motorista, que le lleva a una gasolinera con un bidón de 10 l. que antes tenía agua para el viajero. Por fin, con continuas explosiones y petardeos, llegamos al hotel.

No solo en el Emilu se viven excitantes aventuras.

6 de febrero de 2011

3ª prueba del trofeo de Invierno

Y otro día de verano. Viento sur, escaso y unas olas realmente grandes. La tripulación: Marije, Txantxar, Lucio y Pepelu (o sea, un servidor)
El comité decide dar comienzo a la regata en la boya roja de Peña Piloto.
El recorrido propuesto era ir hasta la boya amarilla más cercana al cajón y volver (tres veces las clases A y B, y dos para la C ).
No hicimos bien la salida y el Sandra tuvo que regresar a la salida por fuera de línea.
Los spís se hinchan y deshinchan con las olas. No hay forma de mantenerlo bien dos olas seguidas. Horrible. Todavía no habíamos llegado a la boya cuando el comité avisó por radio que se suspendía la prueba.
De vuelta saltó algo más de viento y regresamos a vela. Sacamos los bocatas y dimos buena cuenta de ellos. Poco a poco alcanzamos al Calipso 2 y al Lemeteque. Así que consideraron que la regata continuaba y cambiaron de táctica. El Lemeteque incluso sacó el spí y nos ganaron en real una vez más ;-).
Ya en el pantalán arranchamos el barco y a casita a prepararnos para el partido en el trinquete.
Allí nos encontramos con las raquetas Javi G, Marije, Lucio y yo.
Casi dos horas peleando con el chaflán, las dos paredes y el tejadillo. Lo dejamos porque Lucio el domingo a las 9:15 tenía otro partido de pala y además las actividades de este fin de semana continuaban porque Javi R convocaba a una jornada de monte el domingo, pero eso nos lo contará Marije mañana.