22 de mayo de 2011

Travesía costera

El sábado 21 de mayo estaba prevista una travesía a Laredo para conocer el nuevo puerto, que podéis ver en las fotos, pero fue sustituida por una travesía costera.
Después de asistir al curso sobre balsas de seguridad y uso de bengalas, nos juntamos en el EMILU Marije, Txantxar, Pepelu y yo. Lucio estaba en la comunión de Irene.
El viento como previsto del NE, pero con más fuerza de la anunciada; la ola de aproximadamente 1,4 metros; el día soleado y buena temperatura. La salida fue a las 13:00 en la zona de Galea. Teníamos la radio en el canal 71(el de Castro) en vez de en el 72, y no nos enteramos ni del recorrido ni del procedimiento. Afortunadamente estábamos cerca de la línea, y al ver a toda la flota (unos 11 barcos, 3 en la clase C) ordenarse, amurarse a estribor y avanzar hacia la salida, les seguimos. Llamamos al comité para conocer el recorrido:
  • Clases A y B: boya al viento, una milla al norte de la isla de Cabo Villano, por babor, recalada por babor, boya amarilla del cajón por estribor, y llegada en las cercanías del club.
  • Clase C: boya al viento, una milla al norte de la isla de Cabo Villano, por babor,  boya amarilla de Galea por babor , y llegada en las cercanías del club.
Un bordo muy largo hacia el mar, otro hacia la costa que nos deja más allá de Gorliz, y otros dos bordos hasta la boya, donde en el último momento hay que virar para no tocarla. Por delante el Taramay y el Ramper parecen poner rumbo hacia recalada. Nosotros les seguimos un rato, pero trasluchamos al poco tiempo. Vuelta a trasluchar hacia la boya, otra trasluchada para pasar el faro y llevarnos dos líneas de pesca, con anzuelo y plomo incluido, y con otra trasluchada cruzamos la línea de llegada, tras 4 horas y 7 minutos de regata. La clasificación de nuestra clase: 1º EMILU, 2º TARAMAY, 3º RAMPER.

    19 de mayo de 2011

    Paseando por Castro...

    ...te puedes encontrar con lindísimas castreñas,  ya lo dicen las canciones:

    qué bonito es Castro,
    más son las castreñas
    quién pudiera ir
    quién pudiera ir
    a bailar con ellas.

    o este otro estribillo, ¿lo conocéis?

    " hay que ver que guapas son
    las mujeres que hay en Castro
    hay que ver que guapas son
    que se pintan las ojeras y los labios
    hay que ver que guapas son
    que van llamando por las calles la atención."

    ¿Y este otro?

    Al entrar en Castro Urdíales
    lo primero que se vé
    son las ventanas abiertas
    y las camas sín hacer.....
    ( luego seguía, algo del marido borracho...., quizá alguíen sepa la canción entera)

    Bueno y todo esto ¿a qué viene?
    El otro día paseando por la ciudad nos dimos cuenta de que además de guapísimas castreñas también tiene, probablemente, el mayor número de señales raras por metro cuadrado del mundo y media Bizkaia, a las pruebas me remito:


    15 de mayo de 2011

    Regata Modark Versión Orza

    La XV Regata Modark, organizada por Javier del Ralip, coincide este año con la tercera regata de la Liga ORZA. Por ello se establecen tres clases: I, Fisrt class y ORZA, de manera que la primera prueba vale para la Liga ORZA.

    Sábado 14 de Mayo
    En la salida 16 barcos.
    En el Emilu tripulación de gala, recuperando la igualdad: Silvia, Mabel, Marije, Julián, Lucio y yo (Pepelu).
    El recorrido: salida en San Ignacio, recalada por babor y entrada en el puerto de Castro.
    Una regata rápida, con el viento bien entablado del norte de unos 15 nudos pero con una mar desordenada y mucha ola.
    Salimos bien. El Otoio enseguida nos pasó por barlo. El Taramay nos cruzó por la proa. La Marmotiña por detrás. El Sandra a sotavento. Y de un bordo alcanzamos el cajón. Casi sin variar el rumbo alcanzamos la boya de recalada. Y desde recalada a Castro con el rumbo un poco más abierto pero sin poder sacar el spi. Al final una regata rápida y en la clasificación quintos:
    1º As de Guía
    2º Taramay
    3º Otoio
    4º Xarman
    5º Emilu
    Después de comer un bocata en el barco, y de tomar un café en el club hicimos de cicerones y enseñamos a Silvia el pueblo de Castro, que no conocía: el puerto, la Iglesia, la ermita, la fortaleza, la playa de Cotolino y el mural de Luis.
    De vuelta en el club barbacoa, donde nos encontramos con Elena, Mari Jose y Javi G. que habían venido a recogernos, ya que el barco se quedaba en Castro para participar en la regata del domingo.
    Silvia, Mabel y Marije
    Julián, Pepelu y Lucio

    El mural de un gran artista: Luis
    Domingo 15 de Mayo
    Julián y Javi G. llevan la tripulación a Castro. Es día es soleado, con viento del norte un poco más flojo que el sábado y algo menos de ola. Para la segunda prueba solo hay 7 barcos en la clase ORZA, lo que prácticamente nos asegura el tercer puesto en la general, pues no están ni el Otoio ni el Xarman. Recorrido: boya al viento a dos millas a rumbo 0ª por estribor, boya de recalada por estribor y llegada en la bahía de Castro.
    En la salida vemos una bonita pelea entre el As de Guía VII y el Taramay-Egurbi. Salimos a su sotavento, y a barlovento del Horta. Viramos enseguida, y llegamos a la boya en tres bordos. Como siempre en la boya baja el viento y se cierra, lo que nos obliga a dar dos bordos más. Hasta recalada de través con spi, por encima de los 7 nudos y con un pico de 10. La arriada de spi se lía un poco, pero salimos con bien, doblamos la boya y ponemos rumbo a Castro. Hay dudas sobre si da para spi, pero decidimos no ponerlo. En este tramo nos adelanta un 37 pies que navega en solitario, y entramos sextos en real tras dos horas exactas de regata. Repetimos quinto puesto y terceros en la general.
    Silvia, Mabel y yo saltamos a tierra, mientras el resto de la tripulación vuelve a Getxo. Llevo a las chicas a la estación, que se vuelven apenadas a Madrid. Recojo a los demás y a Elena en el pantalán, y de vuelta a Castro a la entrega de premios, con pinchos y pasteles. Las siguientes fotos son cortesía de Isabel, tripulante del Sandra.
     Foto de grupo
    Marije y Javier

    8 de mayo de 2011

    Regata ADN y Barco de papel

    Hoy domingo 8 de mayo se ha celebrado la regata patrocinada por ADN. La tripulación del Emilu ha sido la clásica: Marije, Lucio, Pepelu, Txantxar (todavía recuperándose del accidente de bici) y Julián, que es quien escribe. El recorrido también un clásico: San Ignacio - boya amarilla de Galea (dejando las boyas rojas a babor) - boya del cajón - boya amarilla de Galea - boya del cajón - San Ignacio (dejando las boyas rojas por estribor).
    La previsión era de sur rolando a noreste, con un intervalo de calma. Pero a la hora de la salida (puntual a las 12:30) ya estaba entablado un viento precioso de NNE, que con la poca ola, ha propiciado una regata que hasta se ha hecho corta.
    La salida ha sido agitada. Faltando menos de 1 minuto, amurados a estribor y tras tener el barco parado, cazamos velas para salir y nos encontramos un barco en la proa, que parece sin gobierno, al que además de nosotros se le echan encima otros barcos que están saliendo; lo esquivamos y oímos un golpe (afortunadamente sin consecuencias). Por el otro lado, una vez que ya hemos salido y virado para evitar el desvente de los barcos grandes, vemos al Taramay penalizándose por haber rozado al comité, pese al aviso de que llevaba ametralladora.
    Dando bordos llegamos a La Galea, y allí abrimos un poco el rumbo para ir al cajón. Todos los tramos entre La Galea y el cajón son a rumbo directo, y la única duda es cuando izar el spi. De entrada no se ve la tercera boya roja, por lo que el rumbo desde el cajón a la segunda es bastante abierto, pero no lo suficiente para spi. Los barcos que lo izan no lo llevan bien, y no nos alcanzan. Poco a poco el viento se abre, e izamos el spi para cruzar la línea de llegada una hora, 25 minutos y 25 segundos. Por detrás entran la Marmotiña, el Lasai y el Sparrow, con Nora a la caña.
    Tras arranchar el barco vamos a Getxo Kaia, donde en los locales de ADN hay cerveza fría, queso, tortilla, chorizo y pinchos morunos. Aprovechamos para charlar con otras tripulaciones hasta que aparece Javier Ortiz con el secreto mejor guardado: la clasificación:
    1. Gaitero
    2. As de Guía VII
    3. Taramay-Egurbi.
    Nosotros los novenos de 22. De ahí nos hemos ido a tomar un café, y hemos estado plácidamente sentados hasta las ocho, hora que nos ha parecido muy apropiada para retirarse,

    Aviso
    El próximo sábado la regata de la Liga ORZA será un recorrido costero de Getxo a Castro, donde se celebra la regata MODARK. El domingo en aguas de Castro se celebrará la segunda prueba de dicha regata.

    7 de mayo de 2011

    Nestor regresa al Emilu

    A las 11:30 nos reunimos en el pantalán Marije, Nestor, Lucio y yo (Pepelu). Ante la perspectiva de un viento sur racheado y fuerte decidimos aparejar la mayor de dacrón. Tras vaciar el barco partimos hacia la salida que se había situado junto a la boya de San Ignacio. En el abra interior dos cruceros de turistas
    y en la salida pocos barcos: categorías A y B Bacilón y Kantarepe Iru, y en la clase C el Ramper, Taramay, un Hansel 31 y el Emilu. Los dos barcos de las clases A y B salieron con spi mientras que los de la clase C tomamos la salida con mucha precaución  y hasta pasados unos minutos nadie se decidió a hacerlo. Los primeros fueron el Taramay y el Ramper que se fueron rápidamente hacia la Galea. Nosotros pusimos "orejas" y nos acercamos a rumbo directo hacia la boya amarilla del cajón. Al cabo de un rato sacamos el spi al más puro estilo "javiergomezdesegura" pero rápidamente lo arriamos y con los tres puños en su sitio volvimos a izarlo. Tras alcanzar la boya del cajón pusimos rumbo a recalada con un través abierto. Caímos en una zona de poco viento y el Hansel que nos seguía de cerca fue alcanzándonos poco a poco. En recalada los primeros en pasar fueron el Bacilón y el Kantarepe Iru. Poco después lo hizo el Ramper y tras ellos en un pañuelo Hansel, Taramay y Emilu. La vuelta de un bordo hasta la Galea y después con más y más bordos hasta la llegada situada junto al club y después de dejar San Ignacio por estribor. Lucio acabó desesperado con los roles pero lo pasamos bien. En algún momento, de vuelta por la Galea, el viento subió con rachas de hasta 25 nudos pero que hubiéramos podido afrontar con la otra mayor.  

    ¿Qué más pudimos ver?
    Javier Cormenzana, después de subir al monte se vino a disfrutar con la tabla

    Y el Saltillo con una ballenera también asomó por el Abra

    La Inversa

    El primero de mayo es un día muy imortante: en el mundo se celebra el día de los trabajadores, y en aguas del Abra la Regata Inversa organizada por el RCMA-RSC y desde hace nos años patrocinda por el BBVA. Además, este año, al caer en domingo, ha sido el día de la madre. Felicidades a todas las madres, en especial a todas las que por unas horas abandonaron a sus famlias para participar en la regata.
    El EMILU tenia prevista la salida a las 13:56. Al mediodía nos junamos en el pantalán Silvia, Marije, Lucio y yo. Peparamos el barco, y salimos hasta la boya de San Ignacio para ver como está la mar y las condiciones del viento. Las previsiones son de viento flojo del sur, rolando al norte, así que no tenemos muchas esperanzas de sacar partido a la ventaja de la salida. A la hora de la salida parece que el viento se ha entablado del N. Pese a estar despistados por no haber puesto en marcha el cronómetro, hacemos una buena salida (no como el Kaskabarra, al que le pilló lejos de la línea). Evitamos las corrientes, hacemos los bordos necesarios, y poco a poco nos acercamos a los barcos que han salido por delante. Camino de la boya del cajón de desata una tormenta, y cuando despeja vemos que el role del viento ha favorecido a los que han salido por detrás, que hacen rumbo directo a la boya. La toma primero el Egurbi, y luego un grupo en el que nos encontramos nosotros y el Zur, a la postre ganador.
    En vez de trasluchar e izar spi, izamos el spi para trasluchar enseguida. Pero en ese breve lapso de tiempo cae el viento y nos metemos en un pozo del que resulta imposible salir. Estamos parados, mientras que el resto de la flota, aunque despacio, se mueve. A partir de ahí las encalmadas se suceden, con role de viento al sur incluido, que obliga a arriar el spi. Por la radio se va anunciando la retirada de varios barcos, pero el EMILU no se rinde. Conseguimos llegar a la boya de San Ignacio, donde volvemos a encontrar viento y recuperamos la esperanza de llegar en tiempo. Pero ya en el faro hay otra encalmada, y el comité anuncia el tiempo límite cuando todavía no hemos empezado el triángulo final. Enhorabuena a los ganadores:
    1. Zur
    2. Artako
    3. Notorius
     La jovencísima tripulación del Zur recogiendo el premio
    A la entrega de premios vienen Elena, Irene, Pablo y Pepelu. Se nota la crisis, porque no hubo pastelitos, para decepción de Lucio.

    1 de mayo de 2011

    Excursión a Castro el día 28

    Marije, Julián y yo (Pepelu) nos fuimos a pasar el día a Castro. Lucio y Elena estaban en Madrid, Txantxar accidentado (parece que se cayó en un despiste y se hizo bastante daño; menos mal que llevaba el casco que según parece se rompió) y los demás... Santos, Maite, Mabel, Silvia, Nestor, etc. etc. ¿quién sabe dónde?

    Primero reparamos la mayor que se había roto el martes y después salimos a motor, izamos la mayor y pusimos rumbo al molino de Haizerrota. A la altura de Peña Piloto viramos y como había saltado algo de viento quitamos motor y sacamos el génova.

    Marije con gran destreza nos llevó hasta el cajón de un solo bordo y allí pusimos rumbo a Castro y sacamos el spí. No se veía bien, había mucha bruma, así que avanzábamos un poco a ciegas de través. El barco navegaba muy bien sin ola. A la altura de la boya de Recalada, que teníamos bastante a barlovento, arriamos el spi, porque aunque por poco, no nos daba para llegar a Castro. Seguimos con el génova a un descuartelar y sobre las 14:30 arribamos a Castro. Nos abarloamos a un barco que estaba en la boya del hermano de Marije, Ismael, y desembarcamos para comer en el club. Después dimos una vuelta por el pueblo y nos tomamos unos gin-tonics.

    A eso de las 18:00 regresamos al barco y pusimos rumbo a Bilbao que se veía sin dificultad, después de que se había ido la bruma. Con ella también se había ido el viento, así que a motor hasta la piscina. Allí saltó algo de viento y volvimos a sacar el spi, con el que llegamos hasta la misma entrada del RCMA, arriamos el spí y Julián realizó la maniobra de atraque a vela, también magistralmente.

    La novedad en Castro: por fin han finalizado las obras del parking subterráneo en el paseo del puerto. Y para que juzguéis cómo ha quedado un par de fotos:





    Vistas del muelle, la Ermita y el fuerte desde la nueva esplanada

    Vista de la nueva esplanada desde la pasarela de acceso al club

    Trabajando con las redes después de un día de pesca