24 de abril de 2010

Regata VIII Memorial Josu Apraiz

Hoy sábado 24 de abril se ha celebrado la regata VIII memorial Josu Apraiz, en modalidad a la inversa, pero con tres clases. El día era bueno, con sol y sin ola, pero con previsiones de poco viento del E, primero con componente sur y luego norte.
A las 10:30 estábamos en el Emilu Lucio, Pepelu y yo; Marije llega un poco más tarde después de estar en la reunión de patrones. El Emilu sale a las 11:55, desde San Ignacio, junto con el Idyl, el Atu y el Galerna. De los barcos que tenían que salir a las 11:50 no lo hace ninguno. En el momento de la salida el viento es del sur, así que preparamos el spi, y nos quedamos cerca de la línea. Cuando falta un minuto, el comité se equivoca y anuncia la salida. Izamos el spi y vamos a la salida, que hacemos a la hora prevista; al Atu le pasa lo mismo, pero al Idyl le pilla en la misma línea, y sale inmediatamente. Esa ventaja inicial la va incrementando, lo que al final le vale entrar el primero. Para corregir el error, el comité adelanta la salida de los demás barcos un minuto, lo que al final puede habernos costado un puesto.
La salida es con poco viento, pero al poco desaparece del todo y cambia de dirección; arriamos el spi, damos un par de viradas locas, hasta que empieza a entrar el viento del NE y conseguimos velocidad. Poco a poco rola más al este, lo que nos permite hacer un rumbo directo a la boya del cajón. Desde allí con spi a Ciérvana, y otra vez de ceñida a la boya amarilla de Galea. Tenemos que dar un par de viradas en la misma boya, y para volver al cajón decidimos no poner el spi, pues hay suficiente viento y se ha montado un poco de ola.Desde allí a un descuartelar hasta la boya roja de Galea, donde izamos el spi. Cerca de la boya de San Ignacio nos adelanta el Jai Pil Pil. Por un momento creemos que el viento va a desaparecer y que la flota, que viene por detrás, nos va a adelantar. Pero al trasluchar en la boya y tener más aparente, ganamos velocidad. Para cruzar la línea trasluchamos y recortamos ventaja al Jai, que ha fallado en la trasluchada, pero que a pesar de todo entre 35 segundos por delante (o sea, nos gana por menos de un minuto, que es lo que perdimos en la salida). Por detrás entra el Kantarepe Iru, con Maddalen y Koldo, compañeros del Gladiator, que gana en la clase A.
Una estupenda regata, con un magnífico tercer puesto (en la clase C y en la general, si la hubiese), que sabe un poco amargo porque sin el error del comité, podía haber sido un segundo.
Tras amarrar en el club y arranchar el barco, se nos une Elena y vamos al puerto deportivo a la comida y entrega de premios. Hay muchísima gente, y la comida, alubias, se retrasa hasta casi las cinco. A la vista de la situación y que las alubias no son mi plato favorito (solo las como en la regata del gallo), yo me saco un kebab con patatas fritas y sacio mi hambre. Acabamos con helado y paseo, donde nos encontramos con Mª del Rosario y Marta. Y después a descansar, que mañana hay trinquete.

22 de abril de 2010

Clasificación regata Amigos de Orza

Tal y como suponíamos, hicimos una gran regata, como puede verse en los tiempos, tomados hasta las 15:15
Pero, como el tiempo límite eran las 15:00, la clasificación queda así:
Creo que es evidente que el tiempo límite no estaba bien calculado. En una regata con viento abundante, sin encalmadas, solo una quinta parte de los barcos entró en tiempo, todos ello regateros. La consecuencia es por ejemplo que un barco al que sacamos 13 minutos en compensado está en tiempo, mientras nosotros figuramos como DNF. Entiendo que no se puede cambiar, pues perjudicaría a barcos que quizás se retiraron al darse cuenta de que no entraban en tiempo; pero me gustaría que la organización sopesase la idea de eliminar esta regata de las válidas para la liga Orza.

18 de abril de 2010

Trofeo de primavera

Hoy, domingo 18 de abril, nos reuníamos en el barco Silvia, Marije, Julián, Lucio y yo a las 12:00. La salida era a las 13:00 en San Ignacio. Viento de componente sur, entre 10 y 15 nudos, sin ola. Con la sirena que indicaba el comienzo de la regata izamos el spi y nos situamos por delante del Parranda y del Irrintzi Lau con el Ramper y Taramay muy cerca a nuestra proa. Llegamos a la boya del cajón, arriamos el spi, y dando bordos vuelta a San Ignacio, donde se encontraba la llegada. Un error en la táctica nos hace ir a donde el viento era escaso y nos pasan Parranda e Irrintzi Lau. Al final quintos por delante del Ramper.
En la categoría B el Tamoa, con Mikel trimando la mayor, quedó primero y va primero en el trofeo. En la categoría A el ganador fue el Maitena, que también va primero en el trofeo.
A la tarde frontón. Javi, ya recuperado de su lesión en una costilla, sustituye a Julián, aún recuperándose de su vuelta de La Ruta de la Sal. Marije, Lucio y yo completamos las parejas en cuatro interesantes partidos en el trinquete que finalizaron en tablas (2-2). Esto del frontón es una novedosa manera de mantener en forma a la tripulación. Después Elena nos invitó a una cervecita para celebrar su todavía reciente cumpleaños.
Fotos tomadas por Silvia (subidas por el contramaestre)
Mi amigo el spi
La flota en la boya
Sujetando la botavara
La soledad del patrón

Regata amigos de ORZA

El sábado 17 se celebró la regata de amigos de ORZA suspendida dos semanas antes por temporal. Silvia vino desde Madrid para disfrutar de un fin de semana de regatas y sol; junto a ella salimos Lucio, Marije y yo. El viento era del S-SE, con pronóstico de rolar al este. La salida se dio en San Ignacio pasadas las 12:00, para este recorrido: cajón por babor, recalada por babor, San Ignacio por estribor y llegada en la boya verde del puerto deportivo.
Dudamos si salir con spi o en orejas; la salida la hacemos con génova, en un buen puesto, e inmediatamente izamos el spi. Vamos hacia la boya amarilla de Galea, y al poco de pasarla trasluchamos; el resto de la flota no lo hace, y sale mucho hacia el mar. El caso es que avanzamos directos hacia recalada con el viento por la aleta, y llegamos a su cercanía detrás del Gaitero, el Bunda, el H2O y el Otoio, en una hora. En la misma boya el viento se nos pone de popa, lo que nos causa problemas al arriar el spi y sacar el génova, de manera que nos pasa el Ramper.
Desde recalada dando bordos, muy largos, hasta el faro de Algorta. Como a las 12:45, cuando nos estamos acercando a la boya de San Ignacio, alguien pregunta por radio si se mantiene la hora límite a las 15:00, y le responden que sí. Antes de esa hora oímos que dan la entrada al Gaitero (más o menos a las 14:20), Bunda, H2O y Otoio. A las 15:01 (hora contramaestre) se la dan al Ushuaia, y un minuto después el Comité anuncia que ya se ha pasado la hora límite, pero que seguirá tomando tiempos. El Emilu cruza la línea a las 15:13, tras una magnífica regata.
Aún no conocemos la clasificación, pero es claro que para una regata como esa tres horas no son suficientes. Hicimos una gran regata, y tardamos 3 horas y unos 10 minutos.
Plegamos velas, comimos, y arranchamos el barco, del que se había sacado todo para pesarlo y medirlo; de paso, y cuando Lucio no miraba, aprovechamos para tirar alguna cosas de esas que se acumulan y se guardan por si acaso. A acabar Silvia nos invitó en el Saltillo, y luego nos fuimos a descansar para la regata del Domingo.

11 de abril de 2010

Clasificación: Regata Volvo Penta Yatemar

NOTA DE PRENSA
El pasado sábado día 10 de Abril dimos la salida a la regata con el viento justo para después caer, duró poco esa caída de viento enseguida empezó a subir la fuerza del viento no todo lo que quisiéramos, a pesar de todo y dentro de un día muy soleado terminamos la regata, nuevamente y después de una disputada regata entre el Symphony y el Gaitero, primeros en todo momento, en el tiempo compensado queda 1º en la clase A el Gaitero de Juan Valdivia, 2º el Symphony de Javier Mª Onaindia, 3º el AYMADRE de Iñigo Soroa Eguiraun. En la clase B también tuvimos una reñida y disputada clasificación entre el 1º Taramay de Asier Quintana y 2º RAMPER de Jairo López de Guevara, dos barcos gemelos que la determinación fue el tiempo real empleado, aquí el siguiente en este caso no muy lejos quedo el Emilu en 3º puesto.

Mañana de domingo

Así se titulaba una película, rodada en Vitoria, en la que participé como extra cuando era aún más joven que Javier, que ha salido hoy en el Emilu con su tía Marije, Pepelu y yo.

Javier

Tía y sobrino
Tras impartir el siempre pedagógico Pepelu unas lecciones, a eso de las 11:30 hemos salido Marije, Javier, Pepelu, y yo. Faltaba algún otro sobrino que no había hecho los deberes. Aprended, niños: si no hacéis los deberes no navegáis en el Emilu.
Viento del NO, sol a ratos, y en el horizonte una bruma que se acercaba. Dando bordos hasta casi Sopelana, para volver de popa, con Marije a la caña dominando las orejas de burro. En el camino nos hemos cruzado con los participantes en la regata de Bakarti.
A las 13:30 atracamos y dejamos el barco arranchado para que a la tarde salga el patrón. Terminamos la mañana comprando el pan. Por la tarde gana el Athletic, así que ¿qué más se puede pedir? Si no fuese porque el lunes hay que volver al curro, la vida sería casi perfecta.

Primer trofeo VOLVO Penta Trofeo YATEMAR

A las 10:30 nos encontramos en el barco Marije, Julián, Lucio y yo. No parecía que hubiera mucho viento. Un sol radiante y una temperatura magnífica completaban el marco inicial de la regata. Como siempre aparejamos el barco y nos dirigimos a la linea de salida situada esta vez junto a la segunda boya roja. Y confirmamos que efectivamente casi no había viento.

El recorrido consistía en llegar a la boya del cajón, boya de Ciérvana, boya amarilla junto a la Galea, Ciérvana, boya amarilla de la Galea, Ciérvana, 2ª boya roja por estribor, boya de San Ignacio por estribor y llegada junto al puerto deportivo de Getxo (aunque en realidad el recorrido finalizaba en comida de fraternidad, con la correspondiente entrega de premios y sorteo de regalos).

La salida casi sin viento fue un poco agónica con spí, el viento era de componente sur. En seguida roló y saltó un NE que no faltó en ningún momento e hizo que toda la flota navegara con alegría.

Eso sí, trabajo hubo para dar y tomar. El spí salió varias veces y traslucahadas también hubo unas cuantas. Al terminar quedamos satisfechos con el trabajo realizado. En nuestra categoría gano el Taramay y en la categoría A El Gaitero, pero no sabemos todavía la clasificación del resto de la flota.

La comida muy bien: patatas a la riojana, albóndigas con tomate y profiteroles.

Un recuerdo especial a los patrocinadores de la primera regata VOLVO Penta Trofeo YATEMAR. Todo perfectamente organizado. El comité muy bien y el sevicio de seguridad impresionante (nos decían cuando entraban y salían los mercante e incluso si echaban "humo negro" o eran de "casco verde"). Bromas aparte muy bien.

9 de abril de 2010

La Ruta de la Sal (este) 2010

Con un poco de retraso, por fin aparece la tan esperada crónica de la experiencia de Marije y Julián en la Ruta de la Sal (este) 2010. Todo empezó una oscura noche de marzo, cuando Rober le dijo a Marije que tenía alquilados barcos para hacer la Ruta de la Sal; Marije se lo dijo a Julián, y en poco tiempo tomaron la decisión de pasar sus vacaciones de primavera navegando en el Mediterráneo.
El miércoles salieron con Manolo y Javi hacia Denia. Allí se unieron a Maddalen, Edurne, Marina, Rober, Fito, Fito (otro), Jon Mikel, Koldo, Joseba, Jesús, Asier,...(perdón si olvido a alguien). Tras noche de fiesta en la Marina de Denia, dormimos y organizamos las tripulaciones. Marije y yo entramos en el Gladiator 2, un Oceanis 440, con tres neveras, encimera de granito y aparejo de spi montado a última hora con lo que había. El resto de la tripulación son Koldo (patrón), Maddalen, Edurne, Fito (el mago), Manolo y Javi.
La salida se da a las 12:15. vamos por la boya, amurados a estribor, pero un barco, cuyo patrón parece desconocer las reglas de navegación, se nos cruza y casi nos saca de la línea. Viramos, y tenemos la suerte de que la mayoría de la flota hace lo mismo, por lo que no tenemos problemas de cruzarnos con barcos amurados a estribor. A partir de ahí bordos y más bordos, porque el viento viene de Formentera.
Trayectoria aproximada
Después de amanecer, doblamos el cabo de Barbería, cuyo faro hemos visto toda la noche, y al poco el de La Mola. Abrimos rumbo, y con spi hacia Tagomago. Lo pasamos a las 13:57, y nos encontramos con una situación de encalmada. Durante una hora flotamos de cualquier manera, pero poco a poco inflamos el spi y conseguimos salir, pasando a un gran número de barcos que por alguna extraña razón están quietos mientras nosotros avanzamos. A partir de ahí vamos rodeando la isla con vientos flojos , pero que nos permiten navegar a dos o tres nudos, y comiendo macarrones. A 15 millas de la llegada arrecia el viento, y dando bordos otra vez nos acercamos a la línea, pero no la vemos. La radio se llena de comunicaciones de barcos preguntando dónde $%¿¡! está. Por fin la vemos, y la cruzamos tras 31 horas y 50 minutos de navegación.
Lo celebramos cenando unos estupendos arroces, y nos vamos agotados s dormir. Por la mañana vemos la clasificación: 51 de 84 que tomaron la salida, y quintos en nuestra clase (India1). Todo un éxito que celebramos tomando un vermú con tapas variadas en la bañera del Gladiator. A la noche fiesta en Paradise, y para algunos, continuación en Pacha.
El domingo, tras esperar a que pase un ventarrón que pone difícil la salida de la bahía de San Antonio, salimos, con vela y motor, para intentar llegar a Denia lo antes posible. A unas 20 millas observamos que la cabina tiene agua. Con gran serenidad la tripulación se pone a trabajar para achicar con cubos y la bomba manual, y en 15 minutos la situación queda dominada. Por fin, a las 11:30 más o menos entramos en el puerto de Denia, poniendo fin a la aventura.

5 de abril de 2010

La ruta de la sal

El pasado día 3, Sábado Santo, hablé con Julián y Marije, a eso de las 9:00. Habían terminado bien la regata por el Mediterráneo y habían hecho noche en puerto. Se disponían a ir a las duchas. Quedaron por delante de una veintena de barcos. Parece que tuvieron viento toda la regata, aunque a la noche hubo un momento en que temieron que les pillara una encalmada. Navegaron un gran trayecto con spi y quedó claro que la tripulación del Emilu da la talla donde haga falta. De vuelta estoy seguro de que nos harán una crónica más detallada.

¡E N H O R A B U E N A!