27 de abril de 2011

Crónica de la navegación del martes día 26 de abril.
Eran las 16:30 cuando nos encontrábamos en el puerto mis sobrinos Paula, Asier, Borja y yo. Julián venía un poco más tarde. Entre los cuatro aparejamos el barco de modo que al llegar Julián pusimos en marcha el motor y salimos. El viento del norte era fuerte, llegaba hasta los 20 nudos, por lo que decidimos salir con un rizo y medio génova. En el muelle de cruceros pudimos contemplar dos, uno grande y el otro enorme.



Había mucho movimiento en el puerto, primero salieron los dos cruceros escoltados por la ertzaintza, después vimos al práctico, remolcadores, pesqueros, un mercante entrando que casi se choca con un pesquero imprudente que salía por donde no debía...


Se nos rompió la mayor, sacamos todo el génova y en todas las maniobras tomaban parte Paula, Borja y Asier, ayudándonos en las viradas, y a izar y a recoger la mayor y llevaron el timón como si lo hubieran hecho toda la vida.
Navegamos por la "piscina" y visitamos Santurtzi y el puerto deportivo de Getxo.
La maniobra de atraque en el puerto fue la guinda, perfectamente ejecutada a vela por Julián.
Para finalizar después de recoger el barco (ellos se ocuparon de quitar la radio, el equipo de viento, las baterías y de recoger las velas).
Después vino Patxi y fuimos con él a comprar unos helados y a tomar unas cervezas.

17 de abril de 2011

Torneo de Primavera

El sábado 16 había que elegir: el Trofeo Primavera o el Memorial Josu Apraiz. Como íbamos los primeros en el Trofeo Primavera, el patrón lo tuvo claro, así que con gran pena, ni siquiera nos inscribimos para el memorial Josu Apraiz. Creo que sería bueno que los distintos clubes organizasen sus calendarios de manera que las coincidencias se redujesen al mínimo.
Al mediodía, con sol y viento flojo del norte, Marije, Pepelu Lucio y yo (Julián) nos acercamos a La Galea, donde se encuentra el comité. Vamos a vela, lo que pone nervioso a Pepelu. Apuesta una cena con el patrón a que si seguimos a vela no llegamos a la salida. Lucio, al cabo de unos minutos, dice: poned motor (risas de la tripulación).
Las previsiones son de que alrededor de las 14:00 salte viento del NE. El recorrido, barlovento-sotavento con la boya al rumbo 0º y a dos millas, dos vueltas para nuestra clase. Se da la salida a la hora prevista, con un viento flojo que va amainando. Salimos muy bien, y nuestros rivales (Ramper e Irrintzi lau) ni siquiera llegan a cruzar la línea. Pero el comité, con buen criterio, suspende la prueba a la espera del viento.
Unos tres cuartos de hora más tarde se entabla el viento del NNE, de unos ocho nudos, y se inicia un nuevo procedimiento de salida, esta vez con la boya en rumbo 10º. No llega a completarse, no sé muy bien porqué, y se inicia otro procedimiento un poco más tarde. El día es perfecto para navegar: viento justo, poca ola y sol. Hacemos bien las maniobras, y recortamos la ventaja que nos llevan Ramper e Irrintzi lau, que trasluchan demasiado tarde. Cruzamos la línea unos 4 minutos por detrás del Ramper, con el Irrintzi lau entre los dos.
El comité anuncia una nueva prueba, esta vez a rumbo 20º y una sola vuelta. El Irintzi lau se vuelve a puerto, y de nuestra clase estamos solo el Ramper y el Emilu. La regata es muy rápida, y terminamos en 35 minuto, 20 segundos por detrás del Ramper.
Aprovechando el viento que hace, volvemos a vela, con el spi hinchado y surfeando las olas.

Confirmado: hemos ganado las dos mangas.

Paseando por el Abra

Durante toda la semana pasada hemos disfrutado de buen tiempo, y hemos aprovechado para pasear un poco. El sábado 9 salimos Elena, Marije, Lucio y yo. Al mediodía lucía el sol, había un viento moderado y se veían velas por todas partes. Salimos y poco a poco fue arreciando el viento. Ya cerca de Galea teníamos 27 nudos del este, una ola cabrona (palabras del patrón) y nos dimos la vuelta, como el resto de los veleros, salvo los de vela ligera, que en el Abra interior tenían regata. Terminamos celebrando el cumpleaños de Elena con rabas, croquetas y vemús.
El miércoles seguía el buen tiempo, y aprovechamos para navegar Marije Lucio y yo, y de paso refrescar los aparejos, porque de pescar nada de nada.
Y como no hay más que contar, una foto cortesía de Luis Fernández de la regata Amigos de ORZA.

3 de abril de 2011

Trofeo Primavera, 3ª regata

Después de unos días soleados y de calor, el domingo amanece lluvioso y fresco. Las previsiones son de viento del NO, entre 6 y 10 nudos. Enfundados en los trajes de agua, Marije, Lucio Txantxar y yo (Julián) salimos hacia la zona de Galea, donde está el comité. A las 13:00 en punto se incia el procedimiento de salida para un barlovento sotavento, con la boya de barlovento a 1,6 millas rumbo 275. Corremos la línea amurados a babor, y a falta de un minuto, trasluchamos para no encontrarnos con el resto de la flota. Salimos muy bien, aunque a sotavento. En cuanto se despeja la zona viramos. Esta vez elegimos el lado bueno del campo de regatas. A la boya llegamos casi juntos Sandra, Ramper y Emilu. Detrás están un 35.5 que no conocíamos, que resulta ser el Taramay (ahora Taramay-Urbegui) el Calypso y el Irrintzi lau. Trasluchamos e izamos spi. El viento ha rolado y la bajada es a rumbo directo. Cerca de la boya el viento cae y se cierra más, así que sacamos génova. El Taramay nos alcanza y el Sandra se nos va.

La segunda vuelta es un poco agónica. El viento ha caído y rolado, y el comité reposiciona la boya a rumbo 310º. Pero el viento sigue rolando al N, y vamos casi a rumbo directo. En la boya el Sandra nos saca 12minutos. La bajada es muy lenta, con muy poco viento y ola que afortunadamente es favorable. La última media milla es agónica. Trasluchamos y cruzamos la línea 36 minutos después del Sandra y 6 después de Irrintzi lau, que nos ha pasado apenas trescientos metros antes de la llegada.

En la clasificación quedamos los terceros, detrás del Sandra y el Taramay-Urbegui, al que habíamos ganado en real en la primera vuelta.