21 de julio de 2017

Karmengo Ama

Eñ sábado 15 de julio vuelve la regata Karmengo Ama, organizada por Higarillo, con una novedad: se celebra por la tarde, con la salida a las 16:45.
Con el comienzo de las vacaciones el Emilu tiene tripulación reducida: Marije, Iñaki y Julián, así que no me da tiempo a sacar fotos.
Primero vamos a Portugalete, donde se celebra la reunión de patrones y nos dan el recorrido. Incluso con plano resulta complicado.

En la salida llevo yo la caña.Vamos por el oeste y amurados a estribor, pero el viento cae y nos pilla más lejos de lo planeado. Con un viento de componente NE y de unos 12-14 nudos, hacemos rumbos casi directos. En principio no pensábamos izar spi, pero después de dejar las boyas amarillas y poner rumbo al abra interior, las condiciones mejoran y lo izamos. Ganamos velocidad y logramos despegarnos de El Gringo, recordando regatas de hace ya unos cuantos años. En los tramos finales cae el viento, pero conseguimos cruzar la línea en tiempo.
Aunque claramente hemos sido primeros en real en nuestra clase,es difícil saber como hemos quedado, porque no conocemos el rating de los otros barcos. El que más nos preocupa es El Gringo.
El reparto de premios es en los pantalanes del puerto de Portugalete, y por fin confirmamos que hemos ganado.

Tras el reparto de premios nos lanzamos sobre los pinchos y el grifo de cerveza, competición en la que si no primeros, también quedamos en un buen puesto.
Una divertida y magnífica regata. Muchas gracias a Higarillo y a Josu por la perfecta organización.

20 de julio de 2017

Campeonato de Bizkaia de cruceros

Los primeros días de julio se celebró el Campeonato de Bizkaia de cruceros. Tras la ola de calor de junio, se esperaban lluvias y fuerte viento. Menos barcos que en años anteriores. En especial, pocos barcos de Santander. De hecho, al no participar el Yamamay, la pelea por el primer puesto estaba abierta.

Sábado 1 de julio

Pronóstico de vientos por encima de 20 nudos y ola de más de tres metros. El comité decide un recorrido costero, con salida en el abra interior, boya de San Ignacio por babor, una boya al viento cerca de Ciérbana (dos veces), San Ignacio por estribor y triángulo en el abra interior.
Dadas las previsiones ponemos un rizo en la mayor y dejamos parte del génova enrollado. Poco antes de la salida el viento cae, pero no cambiamos las velas. Hacemos una buena salida, con algunos barcos grandes por detrás, pero el Haize Lore la hace excelente, por delante de toda la flota.


  
En cuanto pasamos el faro se deja sentir la ola, y desenrollamos todo el génova para tener más fuerza y pasar la ola. A medida que salimos el viento arrecia y rola al NE. Este role nos es favorable, y vamos a rumbo directo a la boya de barlovento.
Haize Lore detrás de una ola
En la bajada ni hablar de spi; bastante complicado es mantener el rumbo con las olas de más de tres metros.

Las chicas sujetando la botavara
La segunda vuelta es parecida. Acercándonos al abra interior vemos que se ha perdido el grillete que sujeta el génova al enrollador. Afortunadamente la vela aguante en el carril y se enrolla sin problemas.

Domingo 2 de julio

Las condiciones son mucho mejores que el sábado: sol, ola de un tamaño aceptable y viento tirando a flojo, aunque al final arrecia un poco.
El comité nos saca afuera para un barlovento-sotavento con la boya a 1,8 millas.
Artako no participó en la regata, pero nos acompañó en sasi todo el recorrido
 Nada especial que reseñar. Esta vez sí que hacemos las popas con spi. Llegamos a la par que el Ramper y por delante de Haize Lore. En cuanto este cruza la línea se empieza el procedimiento para la segunda manga: una boya de desmarque a 0,8 millas y de allí al abra interior, para hacer el triángulo . Tras una discusión por radio sobre si el comité puede cambiar el recorrido 2 sin avisarlo con 24 horas de anticipación, el comité decide que se trata de un recorrido costero.
Mientras esperábamos la llegada del Haize Lore nos hemos alejado de la línea, y llegamos a la salida tarde. Llegamos a la boya rápido, y desde allí empopada con spi. Cerca del abra uinterior vemos que se ha soltado el mosquetón de ña escota del spi, pero por suerte se sujeta por la presión del viento.
El viento ha ido bajando de intensidad, y la empopada empieza a hacerse eterna. Pero dentro del abra vuelve a subir la fuerza del viento, y terminamos la regata con tiempo suficiente para el reparto de premios, aderezado con cerveza, vino y una buena ración de pinchos.