29 de mayo de 2010

3ª regata liga ORZA

El sábado 29 se ha celebrado la tercera regata de la liga ORZA. Mientras Marije va a la reunión de patrones, Lucio, Pepelu (un poco perjudicado) y yo preparamos el barco. La salida está prevista a las 12:30 en San Ignacio, pero ante la falta de viento, vamos hasta la boya roja de Galea. El viento sigue sin aparecer, y flotamos a la deriva, con Pepelu durmiendo en la proa y Lucio en la popa. A las 13:50, cuando estaba a punto de decir por la radio "no wind, no race", el comité anuncia que va a iniciar el procedimiento de salida a las 14:00, para un recorrido acortado: boya amarilla de Galea, boya del cajón, boya de Ciérvana y llegada en San Ignacio. Además no habrá límite de tiempo; bien por el comité.
Al desenrollar el génova para dirigirnos a la salida se reproducen los problemas que tuvimos hace algún tiempo: la driza se enrolla en el stay. Conseguimos resolverlo, corremos la línea amurados a babor y 30 segundos antes de la salida viramos. Salimos bien pero a sotavento de la flota. El viento es flojo, con algo de componente este, pero no hay nada de ola. Un par de bordos, una rolada favorable y nos presentamos en la boya de Galea. Al poco izamos spi, pero no podemos enrollar el génova y perdemos tiempo; al final lo atamos al stay con una cinta de persiana. Hasta este momento vamos a la par de la Marmotiña, el Lasai y el Horta, que doblan la boya de Ciérvana con una ligera ventaja.
Seguimos con el spi, y aunque andamos bien, los otros barcos se van distanciando poco a poco. Como vamos un poco forzados, nos abrimos un poco hacia el muelle, y caemos en un pozo de viento del que no hay manera de salir. Los barcos de delante se van definitivamente, y por detrás nos pasan el Atu y varios más. Desesperados y acordándonos de la regata a Bermeo, entramos los anteúltimos en real, a eso de las 16:30, una hora más tarde que el Lady J, que ha entrado el primero, seguido del Otoio.
Una regata en que hemos hecho muy bien la primera parte, pero el final ha sido patético. Por lo menos nos hemos puesto morenos.

24 de mayo de 2010

Regata Bilbao-Bermeo del día 22

Quedamos a las 11:45 en el barco, Marije, Julián, Lucio y Pepelu (cronista). La salida era a las 12:00 junto a La Galea, la hicimos amurados a babor por la boya, cruzándonos con toda la flota pero sin problemas. El viento en un principio flojo y siempre por la proa, ideal para que los patrones inexpertos aprendan a barloventear. Se preveía una regata tranquila sin mucho trabajo así que decidí echar un sueñecito, tal y como los Javieres nos han enseñando durante tantas y tantas travesías. De repente, en el camorete, noto cómo el barco se convierte en una batidora. Al rato, virada y casi me caigo. Pienso:"con suerte en este bordo iremos más tranquilos" y se oye a Lucio: ¡PEPEEEEELUUUUUUuuuuuuuuu! Asomo la cabeza y veo borregos por doquier (y no refiero a la tripulación)"¡Ponte el traje de aguas!". Pienso: "joder! ¡pues sí que se ha puesto chungo! Me peleo con el pantalón del traje de aguas, un buen rato, dándome coscorrones a diestro y siniestro y por fin salgo. Un barco comunica por radio que lo deja y se va a Plencia. "Nosotros hacíamos un rumbo ideal, ¡también a Plencia!" pero viramos :-( Ví cómo pasaba por la cabeza de Julián un: ¡mi gozo en un pozo! Al poco comenzó a bajar la intensidad del viento de los 2x nudos a 18 e incluso a menos, por lo que me volví a la litera. Pero solo era una ilusión, al poco vuelve a saltar viento y otra vez 2x nudos. Vuelvo a cubierta. Llegando a Machichaco baja el viento poco a poco, y al doblar el cabo, ¡Bermeo!, ¡pero allí no había viento! cada vez menos hasta que nos encontramos a 40 metros de la línea a las 19:30 (hora límite), y el Ramper en la línea, pero el comité nos espera (cosa que le honra después de una larga jornada para él dando tumbos durante horas, con una ola desagradable; las tripulaciones sufrimos pero los comités también tienen lo suyo), es la recompensa a una regata dura por las condiciones variables y por la duración. En puerto, nos abarloamos al Kantarepe Hiru, desembarcamos, dimos una vuelta, y en 30minutos de nuevo en el barco listos para zarpar. La vuelta a motor. La primera parte, después de reponer fuerzas (Julián quiso recordar sus tiempos de marmitón antes que de contramaestre), estuvo de guardia Lucio, y después nos quedamos en cubierta Marije ( a la caña) y yo (con un ojo abierto (a ratos) y otro cerrado(siempre)); mientras tanto Julián en la litera. Al llegar a La Galea cogí el timón y llegamos al pantalán sobre las 12:15, recogimos y a pesar de los intentos del contramaestre de terminar con unos gin tonics nos retiramos a descansar. Disculpas por el retraso en la publicación de la crónica, me gustaría que con su lectura la espera haya merecido la pena.

16 de mayo de 2010

Trofeo Modark, segundo día

Tras la estupenda crónica del reportero dicharachero de nuestra participación en la jornada del sábado, paso a relatar la del domingo. Pepelu no puede venir, y cambiamos de Javi.
A las 11:07 me recogen en casa, y salimos hacia Castro. La Blancona nos lleva al barco, donde cambiamos el foque por el génova, pues el viento se espera de entre 10 y 15 nudos, siempre del oeste. La ola ha bajado, y auguramos una agradable regata. En la división 2 estamos Emilu, Jaar, Blue Ray y Shock. La salida de la primera manga se da a las 13:15. Salimos amurados a estribor, y el Blue Ray y el Shock se ponen por delante. En la primera bajada trasluchamos en la boya e izamos spi. La maniobra no sale muy bien, pero conseguimos arreglar las cosas. La trasluchada es un pequeño desastre, y optamos por arriar spi y poner orejas. En la ceñida recuperamos algo al Blue Ray, y la segunda popa la hacemos sin spi. Entramos terceros en real, pero con una diferencia de menos de tres minutos, lo que nos permite ser primeros.
Aprovechamos el descanso entre mangas para comer algo. En la segunda manga nos proponemos marcar al Blue Ray. Se desarrolla con tranquilidad, parecida a la primera y sin sorpresas. Esta vez nos nos aventajan en unos 4 minutos, pero aún y todo somos primeros.
Nos volvemos directamente a Getxo, donde Elena nos recoge para llevarnos a la entrega de premios, a la que llegamos tarde, así que nos perdemos los calurosos aplausos del resto de las tripulaciones. Como no podía ser menos, terminamos el día con un helado en Regma.
La clasificación
Campeones!
Gracias a Javier y a la tripulación del Ralip por esta preciosa regata.

Gran inicio en el trofeo MODARK de Castro Urdiales

El EMILU comienza su participación en este trofeo con buen pie y primeros en todo: en llevar el barco a Castro, en acudir al campo de regata, en la salida de la clase 2 y en la llegada a línea.
En la foto, el núcleo duro de la tripulación de la primera regata del 15 de Mayo, tan solo a falta del grumete, eterno aprendiz, autor de la foto y crónica. Tras hora larga de espera en el campo de regatas, con viento del NO superior a 20 nudos, tomamos la salida en un sotavento-barlovento a doble vuelta. Lo hacemos en primer lugar seguidos del Figaro, que nos adelanta en el primer bordo. Ante lo complicado de la mar, con ola de NO superior a 3 metros, optamos por salir con un rizo y foke, opción que se demuestra acertada. La primera vuelta de popa nos permite acortar distancia con el Figaro, que al doblar la boya de salida intenta quitar el rizo y rompe la mayor. Seguimos navegando sin errores e iniciamos la segunda y última vuelta sin errores, lo que nos permite llegar a la línea los primeros en real, en una primera manga rápida y exigente para todas las tripulaciones.
Cuando el comité anuncia la cancelación de la segunda manga lo celebramos con un refrigerio, y ponemos rumbo a puerto con viento de 35 nudos y una borrasca amenazante. Amarramos a boya y recogemos para refugiarnos en el club, llevados por la blancona con la eficacia habitual. Degustamos la parrillada y celebramos el éxito con un helado de Regma invitación del contramaestre ante las miradas estupefactas de los castreños en este frío e intempestuoso día de primavera.


9 de mayo de 2010

Regata ADN

El sábado 8 de mayo, en vez de ir a las fiestas de Orduña, participamos en la regata ADN Náutica, organizada por Orza y patrocinada por ADN Naútica. A las 10:00 Lucio fue a la reunión de patrones, en la que se propuso el siguiente novedoso recorrido: salida en San Ignacio, ir a la boya amarilla de Galea dejando las tres rojas por babor, de allí a la boya del cajón dejando las res amarillas por babor, otra vez a Galea dejando las amarillas por babor, una vez más al cajón, y desde allí a la llegada en San Ignacio dejando las tres rojas por estribor. La hora límite se fija en las 15:15 .
La regata
A las 11:00 llega la tripulación al barco: Lucio, Marije, Néstor (y sus botas op art), que llevaba casi dos años sin salir, Txantxar y Julián, o sea, el que suscribe. Las previsiones son de viento flojo, y según qué página web mires, del NE, N o del NO. Sacamos todo el peso del barco, ponemos velas, y nos dirigimos a la salida. Contamos 22 barcos, entre los que echamos de menos al Ramper, que va a hacer la regata nocturna. Sin embargo sí está el Maite, que tras un período de reparaciones, vuelve a incorporarse a la competición (degraciadamente para el Emilu :-). A las 12:30, con puntualidad suiza, se da la salida, con viento flojo. La flota sale por el comité amurada a estribor, pero nosotros lo hacemos por la boya amurados a babor. Cruzamos la línea segundos después de la señal; tenemos que ceder el paso al Maite y al Taramay, el Gaitero vira antes de cruzarnos con él, y al resto les pasamos por la proa. Seguimos al Gaitero hasta le restinga de peña Piloto y viramos, con lo que en los siguientes cruces tenemos prioridad. Tras la siguiente virada, hay roles que nos permiten llegar de un bordo hasta la boya de Galea.
Allí observamos que el Maite le pasa por la proa al Gaitero, que se dirige hacia la boya intermedia, mentras que el Maite va directo al cajón. Aclarado por radio el recorrido, y tras ganarme el apodo de grumete gruñón, ponemos rumbo a la boya intermedia, con el spi preparado, pero que al final no izamos. Por esa zona el viento ha caído, y empezamos a pensar que quizás no acabemos. En el cajón trasluchamos e izamos spi, muy justo. El Lasai, sin spi y haciendo un rumbo más directo, nos pasa por barlovento. El viento se va cerrando y arriamos spi. De Galea a la boya intermedia de ceñida un poco abierta, y desde allí al cajón, izamos el spi. Parece que es una buena decisión y alcanzamos en la boya al Otoio y al Lasai. Trasluchamos en la misma boya, con el Otoio en el interior y el Lasai por el exterior. Con el spi en el límite (quien tuviera un asimétrico), vamos hasta la boya roja de Galea, donde abrimos el rumbo y vamos directos hacia San Ignacio. No está claro por donde va el viento así que mantenemos el rumbo. Algunos barcos se acercan a la costa y se meten en un pozo; otros trasluchan y salen al canal; y al final les pasamos a casi todos ellos. A las 14:55 más o menos cruzamos la línea de llegada, segundos detrás del Smollet y a la vez que el Otoio. De nuestra clase han entrado por delante el Maite, que sería el ganador, y el Jai Pil Pil, al que ganamos en compensado. Al entrar en el abra interior, vimos al Maitena, al Symphony y al Ramper que acababan de tomar la salida para la regata nocturna hasta la isla de Mouro.
La entrega de premios
Tras arranchar el barco, vamos a la entrega de premios en los locales de ADN Naútica, donde hay preparado un aperitivo. Los ganadores de las clases A, B y C son el Gaitero, Taramay y Maite: enhorabuena. En la general, Gaitero, Maite, Taramay y un estupendo cuarto puesto para el Emilu.
Una bonita regata, con con viento flojo, aunque más que el esperado, y en el que la lluvia apareció unos breve minutos. Gracias a Orza por la organización y a ADN Naútica por el patrocinio; a ver si esta regata se convierte en un clásico de la temporada.

2 de mayo de 2010

Día de la madre

¡FELICIDADES A TODAS LAS MADRES QUE LEÉIS EL BLOG!

Lo primero es lo primero.
Y ahora la crónica de este día: como ya es habitual la tripulación entrenó en las instalaciones de Fadura. Como el patrón ya lo había hecho a la mañana nos citamos en el trinquete Marije, Javi G., Julián y Pepelu. Tres partidos super interesantes en los que destacó Marije, que jugando de delantera llegaba a todas las dejadas que le hacían Julián y Javi. Al finalizar el partido, se acercaron Lucio y Elena y después de la ducha...¡pues a recuperar energías!


Y ahora unas fotos de la regata inversa de ayer, sábado:

Regata a la inversa RCMA-RSC

El primero de mayo, para celebrar el día de los trabajadores y de las trabajadoras y conmemorar los sucesos de Chicago, se celebra la Regata a la inversa, una de las clásicas del calendario. Todo empieza el viernes, con un aperitivo en el Saltillo y con la apuesta. Nos la jugamos a que haya viento, pese a que las previsiones dicen lo contrario, y apostamos por los barcos que salen entre los primeros.
El sábado quedamos a las 12:00 en el barco Lucio, Txantxar, recién llegado de su estancia en los campamentos de refugiados del Sahara, Marije, muy presionada porque sabe que el Emilu aparece en muchas apuestas, Pepelu y yo. Sacamos todo el peso superfluo del barco, ponemos velas y vamos hacia la salida, en el abra interior. Nos toca salir a las 13:57, junto al Pai Pai. Como está subiendo la marea, salimos amurados a babor, por la boya, para no entrar en la ría. Las previsiones se confirman y el viento es flojo del NO, aunque constante; además no hay ola, así que el barco, aunque despacio, avanza. Dando bordos llegamos a san Ignacio, y con más bordos hasta la boya del cajón. Para entonces ya nos ha adelantado casi toda la flota.
El la boya el viento es más flojo y hay mucho tráfico; nosotros coincidimos con el Symphony, que nos adelanta por el exterior. Trasluchamos en la misma boya e izamos el spi. Con una suave brisa por el través, iniciamos la vuelta, que se augura larga. Aprovechamos para que Txantxar nos relate su experiencia en el Sahara, y algunos para echar una cabezadita; por la popa tenemos solo seis o siete barcos, y nuestro objetivo es entrar en tiempo, es decir, antes de las 17:30. A las 17:00 más o menos trasluchamos en la boya de San Ignacio. En el abra interior hay más viento, y completamos el triángulo sin incidencias (salvo una nefasta izada de spi) para llegar a las 17:15 más o menos. Casi una hora antes, en una emocionante llegada, habían entrado los ganadores: Maitena, Citius y Gaitero. El Emilu es el 37, pero poco más podíamos haber hecho. Entre los diez últimos en entrar en tiempo, había dos ganadores de ediciones anteriores y un segundo.
Después de arranchar el barco, Marije y yo vamos al Katarepe Iru a saludar a los gladiadores Maddalen y Koldo. Allí somos agasajados como huéspedes de honor, con queso, chorizo picante, salchichón, jamón y vino. Después se nos une Pepelu, y más tarde Lucio y Javi (de Le Meteque).
El reparto de premios como siempre, pero sin pasteles, lo que disgusta sobremanera al patrón. Para acabar el día, nos tomamos un par de vinos con la tripulación de Le Meteque. Y después a descansar, que el domingo hay trinquete.