23 de julio de 2010

Crónica de la regata Bilbao-Lekeitio (y vuelta)

Reunión de patrones en el puerto deportivo de Getxo a las 10. Acude como siempre Marije.
Julián y yo pasamos a recogerla con el barco a las 10:30.
En el muelle de cruceros pudimos contemplar un impresionante crucero (ver foto)

La salida en un principio prevista para las 11:00 desde san Ignacio, se retrasa a las 11:30 ya que la línea de salida se lleva hasta la altura del cajón.

En la línea de salida el viento del noroeste hace que la flota salga amurada a babor, por la boya donde se encontraba el comité, siendo el lado más favorecido por la orientación. Nosotros salimos bien, 4os.

El viento en general flojo del noroeste y rolando al norte y al noreste, nos permitía navegar a un descuartelar, aunque no muy rápido. Primero rumbo a cabo Villano, después a cabo Machichaco y finalmente a Santa Catalina. Al llegar a Machichaco no estaba claro que entrara bien el spí, así que decidimos esperar por no cometer un error. El Patuelas que se mantenía por delante nuestro sacó un asimétrico, pero iba cayendo hacia la costa, así que decidimos continuar a la espera. La Marmotiña, a nuestra popa, saca el spí, y vemos que se nos comienza a aproximar, y decidimos sacar el spí. Navegábamos muy justo (60º), pero el barco andaba bien (no había casi ola y el viento no era fuerte). El Patuelas tuvo que arriar el asimétrico. Al ver que La Marmotiña continuaba acercándose pensamos que quizá navegaríamos mejor con génova, así que arriamos el spí: error. La Marmotiña, con ese pedazo spí que tiene, fue vista y no vista y además el Patuelas al que habíamos alcanzado se nos volvió a escapar. Al acercarnos a la línea de llegada, las boyas rojas que indicaban la presencia de unos buceadores nos hacen dudar; llamamos al comité que nos explicó claramente y con la amabilididad que le caracteriza cuál era la boya que marcaba la línea de llegada y terminamos la regata sobre las 19h, y en la clasificación general en compensado 7os a 2' minutos y por delante del Patuelas.

El Lula tocó fondo al pasar por fuera del monolito que indica la entrada al puerto, aunque salió con facilicad y parece que no tuvo desperfectos, pero el susto...

Dentro del puerto, nos abarloamos al Otoio, que a su vez lo estaba al Lula. Julián y Marije al hotel y yo me quedé de Rodriguez en el Emilu. Es el momento de descansar, de sacar unas fotos y de una vuelta por el pueblo. Nos encontramos de nuevo los tres en el club de pesca donde nos atendieron con gran hospitalidad: entrega de premios, cóctel de bienvenida y cena en la terraza. Después de un Gin Tonic a dormir.Amaneció en el Emilu a las 7h, en el Hotel Beitia a las 9h. Después de hacerme el remolón un rato, desembarqué y di otra vueltita por el casco antigüo. Más tarde Julián y Marije me acojieron en su hotel para una duchita de agua caliente. De vuelta al barco desayuno con Pisco (Otoio) y Julián y Marije que ya lo habían hecho nos acompañan.

Finalmente embarcamos para emprender regreso a Bilbao. De vuelta, comienza a fallar la electrónica, hasta que definitivamente deja de funcionar. Viento cero hasta cabo Villano y como además no teníamos la seguridad de poder arrancar de nuevo el motor no sacamos velas.

En resumen un bonito fin de semana, con una regata perfectamente organizada. Estas regatas tienen un algo especial, fomentan la convivencia y el compañerismo entre las tripulaciones y eso también es importante. En particular mencionaremos las tripus del Otoio, Patuelas y La Marmotiña con quienes compartimos la mesa en la cena.


14 de julio de 2010

Bilbao-Castro-Bilbao 11/07/2010 domingo

Gari (exalumno, compañero y amigo mío), Eider (su "novia") y Udane (su hija) nos habían invitado a pulpo caso de que fuéramos a hacerles una visita a Castro. Así que después de hablar con Julián y Marije decidimos aceptar su tentadora invitación. Como Jorge (compañero y amigo de Gari y mío) no había podido recibir su bautismo de mar en el Emilu el pasado martes, decidí invitarle también a él y a su costilla, Aitzi.



Nos embarcamos a eso de las 11 y después de la obligada lección básica de seguridad, de vocabulario naútico y después de aparejar partimos hacia Castro.

Sin viento, a motor, fuimos avanzando. Al llegar al cajón, los molinos eran testigos inmóviles de nuestro paso. Aitzi comenzó a marearse, tomó el relevo a Jorge en la caña y nos llevó con gran seguridad hasta la bonita ciudad de Castro sin desfallecer. Allí, nos abarloamos al Bao, después de pedir boya y de que nos la negaran. Desembarcamos y nos juntamos con Gari, Eider y Udane.
Dimos buena cuenta del pulpo, rabas, cerveza, marianito, mosto etc.

Después regresamos al club donde comimos. Marije y Julián encantados con Udane no pudieron resistirse a sus encantos y posaron con ella, tal y como las fotos lo atestigüan.







Tras la sobremesa, de nuevo en el barco, sin viento pusimos proa a Bilbao. A llegar al superpuerto saltó el viento (10 nudos del norte) así que izamos velas y ya sin el motor pudimos disfrutar, algo más de una hora, del placer de navegar a vela en el Emilu. Izamos el spí, trasluchamos, volvimos a trasluchar...


En pocas palabras, que disfrutamos de un muy bonito día.

Esperamos volver a veros por el Emilu a Jorge y a Aitzi y a Gari, Eider y Udane en Castro :-)

11 de julio de 2010

III TROFEO PUERTO DEPORTIVO EL ABRA GETXO

El sábado 10 de julio, mientras los J80 regatean unos en A Coruña y otros de Getxo a Lekeitio, mientas otros cruceros lo hacen en la Costa Vasca, el EMILU ha participado en la regata III TROFEO PUERTO DEPORTIVO EL ABRA GETXO.
A las 10: 30 reunión de patrones, a la que acude Marije. La salida está prevista a las 12:30, y la hora límite a las 15:00. El recorrido, un clásico: San Ignacio, boya del cajón, boya amarilla de Galea, boya del cajón, las tres boyas rojas por estribor, y entrada en la boya verde del puerto deportivo. Patronea Lucio, recién llegado de Cracovia y a punto de ir a Oropesa, con Marije Pepelu y yo de tripulación. El viento es del SE, pero justo antes de la salida rola al NE. Como es flojo, el Comité lleva la línea de salida hasta la boya roja más cercana a La Galea. A las 12:45 se inicia el procedimiento, con un viento de unos 10 nudos. Planeamos salir amurados a estribor, más o menos por el medio, para no quedamos desventados. Con menos de un minuto para la salda aparece el No Respect amurado a babor, y nos obliga a orzar para evitar la colisión; después vira y se aproa frente a la línea de salida, a nuestro sotavento. El resultado es que hacemos fuera de línea y tenemos que volver atrás, perdiendo un tiempo precioso.
El rumbo a la boya del cajón es directo; trasluchada en la boya y ceñida hasta la boya de la Galea; desde allí al cajón da para spi, pero nadie, ni siquiera los que tienen asimétrico, lo sacan. Desde el cajón hasta la boya roja de Galea un descuartelar, y allí izamos spi. Como siempre en esa zona, el viento cae y se va yendo a la popa. Trasluchamos antes de la boya de San Ignacio, entramos en el abra interior, y nueva trasluchada para cruzar la línea más o menos a las 14:00.
Tras arranchar el barco vamos a la Escuela de Vela en el Puerto Deportivo, luciendo las bonitas camisetas obsequio del patrocinador. Allí nos esperan la cerveza, las sardinas y los pimientos verdes, que saboreamos en compañía de las demás tripulaciones. Todos nos dicen lo mismo: Vaya manera de echaros de la línea de salida! Los ganadores son el Galtzagorri en cruceros sin medición, y el Bunda entre los que tienen certificado.
Buena regata, buena organización y buena sardinada.

Pero el día no ha acabado. Tras unos cafés, gin-tonics y lo que se tercie, quedamos en mi casa para jugar al frontón y baño en la piscina. A pesar de la aventura de Marije con sus llaves, el día termina bien, con Lucía y Luis como claras estrellas del frontenis.

10 de julio de 2010

Campeonato de España de J80

Ya sabéis que Mikel está participando en el campeonato de España de J80 que se celebra en A Coruña en el Pakea Bizkaia de Peru Múgica del RCMA-RSC. Hoy ha sido el segundo día de regatas y han conseguido un 1º. Ayer cometieron un error en la llegada y de 3ºs pasaron a 7ºs en otra de las pruebas. Pero no cabe la menor duda de que están haciendo un magnífico papel.

El nivel de la prueba es sin duda altísimo contando con la participación de tres campeones del mundo de la clase J80, los titulares de los tres últimos cetros intercontinentales de los años 2007, 2008 y 2009. Ignacio Camino con el Nextel Engineering, Pichu Torcida con el ECC Viviendas y Rayco Tabares a la caña del Big BoyAussycrawl

web oficial: http://j80campeonatoespana2010.com/

Clasificación:
http://www.cyberaltura.com/j80/overall_j80.html

Antes de que el contramaestre ponga un comentario sobre el babero que necesita Pepelu cuando habla de Mikel os diré que también pertenece a la escuela del Emilu por lo que sus éxitos son también los del Emilu, ¿o no?.

¡Quién pudiera verlo!

El domingo 11 de julio, un eclipse total de rara belleza se podrá observar en el Pacífico Sur.
























Julio 9, 2010: Es el sueño de toda persona que se va de vacaciones: recostarse sobre la arena blanca de una playa para tomar una opulenta siesta bajo el sol del Pacífico Sur. El graznido de distantes gaviotas se desplaza a través de la brisa que sopla sobre el cálido mar, mientras que la fronda de las palmeras susurra lentamente sobre su cabeza. Usted absorbe todo a través de sus ojos algo cerrados.
¿El paraíso podría ser mejor? Este fin de semana lo será.



Todo el artículo en:
http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2010/09jul_solareclipse.htm?list306382

4 de julio de 2010

Una regata muy laaaaaaaaaaaaaaaarga!

El domingo 4 de julio, día de la independencia de los Estados Unidos de América, se celebra la segunda manga (para cruceros) del Campeonato de Bizkaia. Mabel se volvía a Madrid, y Javi iba a Navarra, así que a las 11:30 estábamos en el Emilu Marije, Pepelu y yo. El día se presentaba como el sábado, viento flojo de NE y algo más de ola. El recorrido, un barlovento-sotavento (dos vueltas) y llegada en el abra interior.
Hemos ido a motor hasta la zona de Galea, y como el sábado, la salida se ha aplazado hasta más o menos las 13:45 . Llamada general, y a repetir la salida, que hacemos por el medio de la línea, procurando que no nos desventen. El viento nunca supera los 10 nudos (aparentes) y avanzamos, pero despacio. El Parranda no está en la salida, así que tenemos que terminar pase lo que pase, para intentar ganar un puesto. Navegamos tranquilamente, viendo a la flota alejarse.
Nos vamos turnando a la caña y en las maniobras. A eso de las 17:15 acabamos las dos vueltas, acompañados por los bailadores balizadores, que retiran las boyas tras pasar nosotros. La vuelta al abra interior se hace eterna, con el viento de popa, al principio en la aleta, yéndose a la popa poco a poco. La duda es si llegaremos a tiempo para la entrega de premios (18:30), pero pronto queda claro que no. Afortunadamente en el abra interior hay viento, y tras una desastrosa izada de spi en el último tramo, cruzamos la línea a eso de las 19:40, tras casi cuatro horas de regata.
Como ya no llegamos al cocktail, después de arranchar el barco nos vamos a La Reja a tomar unos pinchos y una cerveza, dando por concluido el día.

Campeonato de Bizkaia de cruceros

El primer fin de semana de julio se celebra el Campeonato de Bizkaia de cruceros, para clases regata, crucero y J-80. Hay barcos de Cantabria y Gipuzkoa. El Emilu, pese a tener a su armador de paseo por Polonia, participa con una animada tripulación, que se relaja de los esfuerzos de la regata tal y como se aprecia en el vídeo del reportero dicharachero en la entrada anterior.

Sábado 3 de julio
Llegamos puntualmente a las 11:00 al barco Javi, Marije, Mabel, Pepelu (no tan puntual) y Julián. El viento es flojo, del norte con componente este, y las previsiones no son muy halagüeñas. Vamos a motor hasta la zona de salida en La Galea, izamos la mayor, y nos quedamos flotando, con un viento de entre 2 y 4 nudos. El recorrido previsto es un barlovento-sotavento, tres vueltas. A las 13:00 el Comité iza inteligencia a la espera de viento, que por fin llega, aunque flojo, a eso de las tres menos cuarto; por lo menos no hay ola. Se da la salida a los J-80, y las 14:55 más o menos a las clases regata y crucero.
Pepelu patronea en la salida. Salimos amurados a estribor, desventados por los barcos grandes, y con el génova acuartelado, lo que nos deja parados un ratito. Después tomo yo la caña, y con dos bordos largos, llegamos a la boya, situada a 1,7 millas en rumbo 20º. La tomamos, izamos spi, y con una trasluchada a la boya. La fuerza del viento ha subido, y el barco anda más rápido. Viramos al poco de tomarla, y con el role del viento, un bordo largo nos acerca a la boya de barlovento, esta vez con Pepelu a la caña. En la boya trasluchamos y vamos de rumbo directo a la boya (en realidad al comité, lo que nos obliga cambiar de rumbo en los últimos momentos). En la segunda vuelta tardamos 15 minutos menos que en la primera. La tercera y última vuelta es muy parecida a la segunda. Marije lleva la caña en la ceñida y Mabel en la empopada. Cruzamos la línea de llegada los últimos, después de casi tres horas de regata.
Arriamos el spi y sacamos el génova, para volver a puerto comiendo cerezas, hablando de lo divino y lo humano (incluido el 4-0 de Alemania a Argentina) y disfrutando de la tarde.
Ya en el pantalán y con el barco arranchado, nos bebemos una botellita de vino (Tobelos 2003) con unos taquitos de queso, y unos cubatas de Chivas, momento que inmortaliza Javi en un vídeo que ya es el más visto en Youtube.

3 de julio de 2010

Regateo y buen ambiente en la tripulación


Lucio, no puedo menos que incorporar este documento para dejar constancia; en tu ausencia que espero te permita disfrutar de Cracovia y de el encuentro con Emilio; de una estampa inimitable de tu tripulación. Al observarlo, quizás acudan a ti pensamientos y sentimientos encontrados. Tripulación de amigos entrañables, cuadrilla de borrachos, marineros intrépidos, la segunda familia, vamos a setas o a rolex, a regatear o a beber, y tal vez otras cosas que sólo tú sabes. No pretendo usurpar la bitácora que tan precisa pueden llegar a hacer Julián o Pepelu. Tan sólo recoger uno de esos momentos que contribuyen a hacer de la navegación a vela un entorno único. Son ya muchos años compartidos en el mar, pero esperamos que sean muchos más. Tras siete horas largas de regata, espero que seas comprensivo con estas disgresiones etílicas de tu tripulación. Tú, tan sobrio como siempre, salvo que haya sidra y pasteles, que no era el caso.