10 de septiembre de 2018

Copa Castro

Una regata clásica que cumple 111 años.
El día 8, sábado el recorrido fue el clásico a recalada, vuelta hasta el cajón, de nuevo recalada y entrada en Castro. La tripulación la formamos Marije, Iñaki, Julián y yo (Pepelu). Tras la salida coge la caña Marije y en la segunda vuelta Julián. Sopla bastante viento por lo que prudentemente y teniendo en cuenta que Iñaki y Marije no se encuentran al 100% optamos por mantener el spí en la bolsa. Al llegar casi a recalada baja el viento espectacularmente e izamos el spí que finalmente tenemos que recoger por una pequeña rolada.
Ya en puerto y amarrados a boya, cortesía del RCNL, nos dimos un merecido chapuzón
,
tras el cuál desembarcamos y nos acercamos a REGMA...















...a hacer cola! Llevaban toda la tarde así. Menos mal que la recompensa fueron unos espectaculares helados, dignos de la casa.
Finalmente Mikel vino a recogernos, salvo a Julián que se quedó a dormir en el barco.
Al día siguiente, domingo, el plan era hacer la regata, tras la que yo desembarcaría para volver a Getxo en coche y el resto regresaría navegando.
Pero el hombre propone y Dios dispone. Comenzamos la regata, un barlovento sotavento con la boya a 2 millas y 20-25 nudos. Acercándonos tras unos bordos a la boya y amurados a babor se nos acerca amurado a estribor con spí un barco de regata, así que decidimos virar, justo cuando ellos también lo hacen pero aunque tenemos estribor preferimos apartarnos para evitar sustos. Llegamos, finalmente, a la boya de barlo y ponemos rumbo de vuelta a la boya de sotavento. Total que viendo que el rumbo hacia el cajón del superpuerto era ideal, nos retiramos y pusimos rumbo a Getxo. Tras recoger y arranchar todo convenientemente regresamos a Castro en el coche de Iñaki unos a la entrega de premios y yo de vuelta en el mío sin mayor dilación.

No hay comentarios: