10 de febrero de 2019

Tercera y última regata del 1º Trofeo Social

Sábado 9 de febrero: última regata del 12 Trofeo Social, con pronóstico de viento sur racheado y ola de más de tres metros. La tripulación, formada por Marije, Iñaki, Edu, Pepelu y Julián, llega pronto al barco para poner las velas, sacar peso y dejarlo listo para la regata y salir hacia la zona de Galea, donde parece que se va a dar la salida. Nos preparamos para salir del pantalón, y el motor no arranca. Poco a poco las baterías se descargan, y nos resignamos a no regatear. Buscamos al marinero, que con un cargador de baterías consigue cargarlas y por fin arrancamos; aprovecho para agradecerle su trabajo, llevado a cabo con profesionalidad y amabilidad.

Como el día está agradable, salimos para que se carguen las baterías, pensando que la regata habrá empezado hace ya rato. Nuestra sorpresa es que vemos volver a la flota, e Iñigo del Blai nos explica que debido a las condiciones de la mar en el exterior la regata se ha aplazado y se dará salida en el Abra interior. Así que después de todo, vamos a regatear. El comité anuncia el recorrido: salida en el abra interior, boya de desmarque situada al viento por babor, boya roja de Peña Piloto por estribor, y vuelta al Abra interior para hacer dos triángulos.

El vieto es sur cacheado. Como la salida es única para todas las clases (incluidos J80) y hay muchos barcos, sacamos solo media génova para controlar mejor el barco.
Preparando la salida
Con Edu a la caña y viento flojo hacemos una buena salida, pero con poca velocidad por llevar poco trapo, así que sacamos todo el génova. Se van sucediendo rachas fuertes y períodos de viento flojo, con cambios bruscos de dirección aunque siempre on componente sur. Tras doblar la bota de desmarque vamos más o menos a un través, y dadas las condiciones renunciamos al spi. Algunos barcos lo izan y pasan bastantes apuros.


Pasado el faro el viento amaina un poco pero la ola mar de fondo se hace sentir. En estas circunstancias el spi hubiera venido bien, pero ya no merecía la pena. Tras doblar la boya de ceñida, dando bordos para esquivar un mercante con el que nos cruzamos justo en la bocana. Hacemos los dos triángulos y a puerto.


No hay comentarios: